Bienvenid@ a laiguanaebria.com el blog de la Revista Mombaça. Aquí podrás encontrar todas las novedades relacionadas con esta publicación salmantina dedicada a ensayo, arte y literatura, info sobre números anteriores, material inédito y links de otros sites relacionados con la revista.

El nombre La Iguana Ebria es un pequeño homenaje al escritor venezolano Adriano González León, autor de
País Portátil, conocedor de los tugurios salmantinos, quien nos enseñó, como profesor y como amigo, que sin el concurso de la imaginación el ser humano no habría pasado de dos o tres generaciones. La Iguana Ebria estuvo en la mente de Adriano como editorial, como revista, como libro y como muchas cosas más; ahora está en la nuestra.

¿QUÉ SERÍA DEL MUNDO SIN NOSOTROS?—ORGY OF TOLERANCE, DE JAN FABRE—



Orgy of Tolerance. Troubleyn / Jan Fabre (Bélgica). Concepto, dirección, coreografía y escenografía: Jan Fabre. Dramaturgo: Miet Martens, textos en colaboración con los actores. Actores: Linda Admai, Christian Bakalov, Katarina Bistrovic-Darvas, Annabelle Chambon, Cédric Charron, Ivana Jozic, Goran Navojec, Antony Rizzi, Kasper Vandenberghe. Música y letras de canciones: Dag Taeldeman. Luces: Jan Dekeyser, jan Fabre. Vestuario: Andrea Kränzlin, Jan Fabre. Técnico de sonido: Tom Buys. Asesor de lenguas: Tom Hannes. Producción: Jan Fabre.

Salamanca. 5º Festival de las Artes de Castilla y León.
Teatro Liceo,
lunes 1 y martes 2 de junio de 2009. 20:00 h.
Duración: 1h 45’.



Come together right now over me

—John Lennon—


Sobre el escenario, un hombre armado con un fusil hace un discurso sobre la necesidad de disparar contra todos los seres humanos que le molestan y, a propósito de tan didáctica monserga, decide quitarse la ropa y empezar a introducir, con toda la lentitud que el rito merece, el cañón del fusil por su tracto anal. Después, con el arma apuntando, desde adentro, al centro de sus entrañas, se pone a gatas y empieza a ladrar tirando espuma por la boca como un perro rabioso. ¿Eso qué significa? Sobre el escenario, una mujer de alto cargo en su empresa (elegante sillón forrado en cuero para que imaginemos la comodidad de un despacho de rascacielos) revisa los currículum vítae de nuevos aspirantes a un trabajo. Y, en ese análisis, nos explica su método personal de selección que incluirá hacer una bola con la primera página del currículum (la que tiene el nombre del aspirante) e introducirla, con toda la lentitud que el rito merece, hasta el cuello del útero, después de haberse hecho cortes en todos los labios con los bordes de esa misma hoja. El resultado de este método de selección tan particular premiará con un puesto de trabajo a aquel candidato cuya primera hoja de currículum la haya llevado más rápido al orgasmo. ¿Eso qué significa? Significa, tal vez, que asistimos a una propuesta escénica titulada Orgía de la tolerancia y que, por tanto, se exigirá de nosotros, los espectadores, que seamos tolerantes.

Significa también que, para cumplir con mi proyecto de escribir esta reseña, me veré abocada a la tarea de pescar, en un océano de gritos, de competiciones masturbatorias, de contorsiones y de palabras malsonantes, los fragmentos de un furor colectivo que, aunque en mí no hacen catarsis, deberé emplazar significativamente en un texto medianamente inteligible. A fuerza de hacer tal ejercicio de rescate, es posible que esta puesta en escena adquiera nuevos significados para mí y que, de esa manera, mi primera impresión, de rechazo y total desconcierto hacia el entusiasmo que la obra despierta, quede mitigada por el intento de comprender e interpretar más allá del sensacionalismo. El sensacionalismo, al igual que todo, puede enfocarse como objeto de estudio y ser leído como un síntoma cuyo análisis puede informar sobre las particularidades culturales que producen fenómenos así.

Tiremos, entonces, la red. Un escenario en negro, de suelo desnudo y cortinas discretas (casi imperceptibles) cubriendo las paredes laterales del mismo, nos da la bienvenida. Luce bien, en estilo minimalista, con apenas unos cuantos sillones y sofás forrados en piel esquinados a lado y lado del escenario. Lo más llamativo es la disposición de los focos de luz que cuelgan, a poca distancia del suelo, haciéndose claramente visibles para el espectador y formando así parte de la escenografía. El escenario tiene una clara intención de cuarto trastero, de cuarto de máquinas en el que se han desvelado, a propósito, todos los secretos del circo. Es un escenario dispuesto a manera de guante por el revés con todas las costuras al aire, un escenario que cuestiona su propia calidad de espacio para el artificio y la ficción. Aplausos mentales para el concepto escenográfico (nada novedoso, no aplaudimos aquí la novedad sólo por ser novedad porque no creemos en la verdad que contiene la palabra “novedad”). Sobre ese escenario, cuatro deportistas se preparan para una competición durante varios minutos y, luego, como quien no quiere la cosa, impulsados por sus crueles y exigentes entrenadores, empiezan a auto-estimular manualmente sus zonas erógenas. Ganará la carrera el que más orgasmos alcance en el menor tiempo posible, por supuesto. La competición dura quince minutos y el mejor competidor alcanza siete puntos, venciendo con diferencia al segundo (sólo tres). El problema es que yo estoy aburrida desde el minuto número cuatro y la magia del escenario desnudo se me ha diluido en el hastío.

¿Eso es lo que vienen a ofrecerme? Soy una hija de mi tiempo: no me escandalizan las masturbaciones colectivas ni, mucho menos, me resultan intelectualmente estimulantes. Pero, puesto que todo puede significar algo interesante si uno se empeña en encontrar ese significado, yo sigo amarrada a mi silla esperando lo que llega a continuación: una largo acto dividido en fragmentos de acción (a manera de cuadros) que se hilvanan sin interrupciones (sólo cambiando la disposición de los sillones sobre el escenario) en los cuales, por ejemplo, una mujer alcanza el clímax rozando su cuerpo contra un sofá al que le pide hijos. Cuadros similares mostrarán cómo unos cuantos hombres armados hablan sobre la decoración, con figuras vivas de africanos y orientales, de sus costosas casas. O cómo unas mujeres enmascaradas dicen que son terroristas y explican (ya lo sabíamos, gracias) que el mundo no sería tan agradable sin el orden que su desorden se encarga de implantar, puesto que la sociedad de bienestar requiere, para existir, que la pirámide siga produciendo outsiders que justificarán el uso de la fuerza y, por tanto, el lucrativo negocio de las armas en todas sus expresiones posibles: «They call us terrorists. ¿What would the World be without us?». Ya lo sabíamos, gracias. Y sucede, por ejemplo, que una pareja de vagabundos se sienten tan orgullosos de su piel blanquísima como orgullosos alardean de los productos desinfectantes creados por las industrias de una cultura definida por la asepsia químicamente correcta. La mujer vagabunda, Mildred, hace un monólogo sobre cómo pondría en la lavadora a todos los que no se parecen a ella —léase hispanos, judíos, musulmanes, africanos, chinos— hasta que quedaran todos limpios y, después de solazarse así, se cubre la cabeza con su gorrito al mejor estilo Ku Klux Klan para empezar a bailar un breakdance, feliz. Y también en el escenario sucede que unas personas piden orgasmos en las tiendas, porque pueden comprarlo todo —también los orgasmos— y que tres mujeres embarazadas tienen, sobre carritos de la compra, su doloroso parto de latas de refrescos y de enlatados y de prendas de vestir. Y sucede que un hombre canta algo ininteligible sobre el mundo del espectáculo (ya lo sabíamos, gracias: Ver Debord) y se lamenta del poder de las tarjetas de crédito. Sucede que una pareja hace una minuciosa explicación sobre el miedo como impulsor de las políticas de seguridad nacional e internacional (ya lo sabíamos, gracias) y que tres personas son castigadas a latigazos porque se han rehusado a comprar la última pantalla plana y porque todavía no han cambiado su coche. Sucede que un actor vestido de Jesucristo, al que llaman JC, es captado por un diseñador de modas quien actualiza su atuendo, haciéndolo semejante al estilo Mick Jagger, para que sea más comercial, antes de ponerlo a hacer malabares con una cruz gigante y decir que podría ser un show interesante en el Cirque du soleil. Y estas cosas suceden antes de que todos los actores hagan la última danza, apoteosis de la euforia, y enumeren un listado de cosas y personas —el listado incluye a los espectadores y al director Fabre— a las que mandan a (pido disculpas, lector, aquí no cabe el eufemismo) joderse, con todo el énfasis que tiene el monosílabo equivalente a “joderse” en el rotundo idioma inglés.

Visto lo visto, todo me deja fría: casi mortalmente fría de aburrimiento. Pero, aún así, pienso que algo debe significar, algo más que el —a estas alturas de la historia de las ideas— tópico de decir que:

a) el mundo tardo-capitalista y globalizado (ver Jameson) sigue siendo tan bestial como ha sido siempre,

b) que la cultura del espectáculo (ver Debord) y del consumo compulsivo nos está llevando a límites de una crueldad nunca antes tan refinada y sutil, y

c) que el hedonismo individualista (ver Lipovetsky) ha infiltrado en la cultura la ideología de la instrumentalización mediante la cual todo y todos son herramientas utilizables en beneficio de la propia auto-satisfacción.

Algo más debe significar puesto que todo eso ya lo sabemos, gracias, y no tiene mucho sentido llover sobre mojado con tanto monótono grito. Además, no quiero olvidar que toda interpretación razonada puede llenar de sentido al objeto de estudio que motiva tal interpretación y que, también, es interesante jugar el juego de las etiquetas. Entonces me llega a la cabeza la palabra “sátira”. Y me llega a la mente la idea “erótica del poder” y, armada con estos dos rótulos, ensamblo, a manera de hipótesis interpretativa, el siguiente párrafo:

La propuesta escénica denominada Orgy of Tolerance, de Jan Fabre, es sátira teatral que carga sus dardos contra las dinámicas político-económicas del Primer Mundo mediante la utilización simbólica de la práctica onanista. La masturbación es usada como símbolo del individualismo hedonista de una cultura en la que el dinero y el consumo son valores absolutos. Dicha práctica sexual aparece descargada de toda lúdica del erotismo y funciona, no como forma de comunicación o descubrimiento, sino como expresión de una erótica del poder, al subrayar ese placer/poder autogestionado que ignora/olvida las necesidades del otro (léase Tercer Mundo). Onanismo articulado en clave político-económica como síntesis de las dinámicas de auto-satisfacción y consumo compulsivos.

Después de encajar las piezas me quedo tranquila. La puesta en escena, como anticipé, adquiere nuevos sentidos que se ponen por encima del rechazo de mi primera impresión. Además, es cierto que el mecanismo teatral es impecable: los actores son buenos o muy buenos, con destreza gestual bien dispuesta a favor de una coreografía bien lograda. La música suena con mucho volumen para construir esa atmósfera sonora que, junto con los gritos y las voces en los micrófonos, envuelve los ánimos en un frenesí de potencia y velocidad. El trabajo está cuidado y dispuesto con minuciosidad, y es cierto que la acertada minuciosidad es, tal vez, el único valor objetivo de la obra creativa. De acuerdo. He cumplido con mi tarea de visualización racional del producto analizado y, ahora, me permito un espacio para la expresión de mi muy subjetivo y desgarrado “no-me-gus-tó”. Pero ¿por qué?

¿Por qué? Tal vez porque, a pesar de este intento de labor semiótica, me queda la sensación de que he sido burlada. ¿Por qué? Porque se me ha dado muy poco con demasiados gritos. Se me ha dado un producto envuelto llamativamente pero insustancial, como casi todo lo que necesita ser anunciado a tanto bombo y platillo. Se me ha dado la oportunidad de vivir una curiosa experiencia sonoramente olvidable entre demasiado ruido y nueces tan pocas.

Catalina García García-Herreros

Salamanca, 5 de junio de 2009

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

MAKING OF

POR QUÉ PASA MOMBAÇA
HAN PUBLICADO EN MOMBAÇA
(Si has publicado en Mombaça y tu nombre no aparece en esta lista o aparece mal, mándanos un e-mail. Nuestro becario lituano es bastante competente, pero puede cometer errores. No es nada personal, es cultural)

  • Agu "Alto Contraste"
  • Agustín García Calvo
  • Akitoy
  • Alberto de la Rocha
  • Alberto Medina Domínguez
  • Alfredo Omaña
  • Alvaro José Camacho
  • Alvaro Santamaría
  • Ana García Suárez
  • Ana Rodríguez Macías
  • Ana Sierra
  • Andrea González Bernal
  • Andrea Sarabia
  • Andreína Franceschi
  • Andrés Sudón
  • Antonio Bentivegna
  • Antonio García Gómez
  • Antonio Marcos
  • Antonio Orihuela
  • Aníbal Laval
  • Ariel Sribman
  • Arno Rafael Minkinnen
  • Arturo Ledesma
  • Aída G. Arribas
  • Banksy
  • Ben Clark
  • Bin
  • Borja Aguiló Obrador
  • Béllica
  • Carlos Mori
  • Carlos Zerpa
  • Catalina García García-Herreros
  • Chema Alonso
  • Ciuco Gutiérrez
  • Colectivo La Baleine
  • Coral Porras García
  • Cristina Jiménez
  • Cristina Martín Herrero
  • César Escudero
  • David Escanilla
  • David Fuentes
  • David Ramos Castro
  • David Vegue
  • Diana Eguía
  • Diego Arenales
  • Diego Sequera
  • Domingo Sánchez Blanco
  • Dámaso Mielgo
  • Eduardo Febres
  • Elena Santos
  • Elsa García Sánchez
  • Enrique Rivas
  • Ernesto Marcos
  • Fabio Rodríguez de la Flor
  • Felipe Piñuela
  • Fernando Castro Flórez
  • Fernando Díaz San Miguel
  • Fernando Fonticoba
  • Fernando García Malmierca
  • Fernando Llorente Negro
  • Fernando Rodríguez de la Flor
  • Finn Richards
  • Francesco D’Isa
  • Francisco Bautista
  • Germán Labrador Méndez
  • Germán Sinova
  • Gonzalo Escarpa
  • Gordon Collins
  • Gorka Fernández
  • Gustavo Dao
  • Hero Suárez Ruiz
  • Hugo Alonso
  • Héctor Manilla
  • Ignacio Rodríguez
  • Igor Domingo Sacristán
  • Iker Biguri
  • Isla Correyero
  • Ismael Marcos
  • Javier Carreras
  • Jean Claude
  • Jessica Rodarte
  • Jesús García
  • Jesús Martín
  • Jesús Pieters
  • Jesús Sudón
  • John Santerineross
  • Jorge Barco
  • José Alberto Conderana
  • José Alberto Hernández
  • José Daniel Reyna
  • José Luis Corazón Ardura
  • José Luis Parra
  • José Nácar
  • José Payán
  • José Raúl Casas
  • Juan Albarrán
  • Juan Daniel Elorza Saravia
  • Juan Escourido
  • Juan González
  • Juan Mellat
  • Juanfran Torres
  • Julieta Valero
  • Kael Abello
  • Keith Payne
  • Laura Lucas
  • Lila Dit Ça
  • Lu
  • Lucien Benoit
  • Luis Cruz
  • Luis Lorenzo
  • Luis Miguel Dos Santos
  • Luis Somoza
  • Lukasz Michalak
  • Luz Interruptus
  • Manuel Barroso
  • Manuel Gaitán
  • Marcos Arévalo
  • Marcos Gordo
  • Marcos Rodríguez
  • Mariana Rodríguez Guerrero
  • Marta Bosquet
  • María Brander de la Iglesia
  • María Isabel Gómez Cabrera
  • María José Alós
  • María Maza Brualla
  • María Ramos Bravo
  • María Salgado
  • María Ángeles Pérez López
  • Miguel Amorós
  • Miguel Martín Borgas
  • Moisés Colman
  • Moncef Belhassen
  • Mélanie Potevin
  • Nacho Suárez
  • Nadia Leiva
  • Nayade
  • Noelia Sánchez Gómez
  • Noelia Sánchez Refoyo
  • Nuria González Serna
  • Olga Carrasco
  • Oscar Borona
  • Pablo Díez Calvo
  • Pablo España
  • Pablo Sánchez Herrero
  • Palanca
  • Palla
  • Paloma Pájaro
  • Paula Estévez Bouza
  • Paula Maestro
  • Pedro Serra
  • Peru Saizprez
  • Pilar Sánchez Gómez
  • Rafael Cadenas
  • Rafael Castillo Zapata
  • Raúl Vacas Polo
  • Rebeca Tabales
  • Reynner Franco
  • Ricardo Cólera
  • Rodrigo Álvarez Nicieza
  • Roger Espada
  • Roger Vicente i Martínez
  • Salvador García Mateos
  • Samantha Sweeting
  • Sandra Martín García
  • Sara Barajas
  • Sofía Elena Ibarra
  • Sonia de Carlos
  • SPS
  • Susana Barragués
  • Teresa Fraile
  • Teresa Martín
  • Tomás Hijo
  • Tomás Querol
  • Toni Barriga
  • Túa Blesa
  • Ulises Pistolo Eliza
  • Valeria Rey
  • Vega Sánchez Aparicio
  • Vicente Gallego
  • Victorino García
  • Vidal García
  • Víctor Balcells Matas
  • Víctor del Río
  • Víctor M. Pérez Mateos
  • Yoshi Nakashima
  • Zokram
  • Zoraida Martínez Saavedra
NÚMEROS Y CRÉDITOS

Nº I: PHANTÁSTICA: DROGAS Y CREATIVIDAD

Editor: Jorge Páez

Concepto Gráfico: Mariana Rodríguez Guerrero, Bélicca, María Maza Brualla

Maquetación: Mariana Rodríguez Guerrero.

Corrección: Mariana Rodríguez Guerrero y Luis Miguel Dos Santos.

Cuerpo Diplomático: Daniela Prieto, Luis Miguel Dos Santos, Pablo Díez Calvo, Jesús Pérez García, Fernando García Malmierca, Enrique Camarena, Germán Labrador Méndez.

Ilustración y fotografía: Bélicca, María Maza Brualla, Mala*Niña, Paloma Pájaro, Fernando García Malmierca, Jean Claude, Carlos Zerpa, Enrique Rivas, Felipe Piñuela, Pablo Díez Calvo, Zokram, Kael Abello, Agu "Alto Contraste", Juan Fran Torres.

Diseño de portada y contraportada: Bélicca.

Agradecimientos: Daniel González, Marcos Arévalo, Jean Claude, Saturnino Martín, Jacinto Martín.

Imprime: Kadmos S.C.L.

Salamanca. 2006


Nº II: ANARCOMINIMALISMO, POESÍA, IMAGEN Y ASTIGMATISMO

Edita: La Oficina Anarcominimalista.

Coordinador: Jorge Páez.

Maquetación: Mariana Rodríguez Guerrero y David Escanilla.

Diseño de portada: Enrique Rivas.

Agradecimientos: Agustín García Calvo, Emiliano Redondo, Palanca, Daniel González (Malabar), Juan Ramón Casaseca Hernánez y Domingo Sánchez Blanco (Café Moderno), Julia Sánchez de María, Álvaro Parra, Reynner Franco, Marcos Antonio Cortés, Diego Piñeiro, José María García, Javier Paz Ledesma, Víctor Prieto.

Imprime: Europa Artes Gráficas.

Salamanca. 2006.


...A la memoria de José Luis Diéz Pérez

NºIII: IZQUIERDA POP

Edita: La Oficina.

Coordinador: Jorge Páez.

Maquetación: Mariana Rodríguez Guerrero.

Criterios: Germán Labrador Méndez y Fernando García Malmierca.

Cuerpo Diplomático: Fabio Rodríguez de la Flor, David Escanilla, Pablo Díez Calvo, Jesús Pérez García, Jean Claude y Catalina García García-Herreros.

Corrección: Gorka Fernandez.

DVD: Juan González.

Diseño de portada: Colectivo 'La Baleine".

Agradecimientos: Daniel González (Malabar), SDLM "Seminario de Discurso Legitimación y Memoriá), DA2, Concha Jerez, Zokram, Colectivo Tecnostorm, Jason Castro y Pedro Espina.

Imprime: Europa Artes Gráficas.

Salamanca. 2007


Nº IV: EROTISMO Y PORNOGRAFÍA.

Coordinador: Jorge Páez

Cuerpo Diplomático: Fernando García Malmierca, David Escanilla, Fabio R. de la Flor, Francisco Bautista, Felipe Piñuela, Andreína Franceschi, Jean Claude, Rodrígo Álvarez Nicieza, Germán Labrador Méndez, Elsa García Sánchez.

Maquetación: Mariana Rodríguez Guerrero, David Escanilla.

Corrección: Juan Escourido, Fabio R. de la Flor.

Diseño de portada: David Escanilla.

Sección de poesía (lectura y selección): Pablo Sánchez Herrero, Raúl Vacas Polo, Víctor M. Pérez Mateos, Francisco Bautista, Luis Miguel Dos Santos, Víctor Balcells Matas.

Agradecimientos: Daniel Gónzález (Malabar), Galería Adora Calvo, Domíngo Sánchez Blanco, Centro de arte contemporáneo DA2, SDLM (Seminario de Discurso Legitimación y Memoria), The Yeti Sound, Colectivo Anoressia, Colectivo TechnoStorm, María Brander de la Iglesia.

Imprime: Europa Artes Gráficas.

Salamanca. 2007


Nº V: ARQUITEXTURAS

Edita: El Sindicato: VIB, TDS, PSH, VELMB, GEL.

Coordinador:
Jorge Páez.

Maquetación: Mariana Rodríguez Guerrero.

Consejeros: Fernando García Malmierca, Antonio Bentivegna, Juan Escourido,Fabio Rodríguez de la Flor, David Escanilla.

Asesoría en situaciones límite: Pablo Sánchez Herrero.

Diplomáticos: Rodrigo Álvarez Nicieza, Francisco Bautista, Felipe Piñuela, Jean Claude, Víctor Balcells Matas, Elsa García Sánchez, Andreína Franceschi.


Agradecimientos: SDLM (Seminario de Discurso Legitimación y Memoria), Ben Clark, Gonzalo Escarpa (Circo de Pulgas), David Moreno, Víctor Pérez, Fabio Rodríguez de la Flor, Enrique Rivas, Vladimir Illich Dimitri, Tony Dedos Suaves, Colectivo Anoressia, Crápula Films y The Yeti Sound: Juan González, Sebastían Cabero, Sergio Hernández Martín y Daniel Fra Corra. Espacio de Arte Contemporáneo El Gallo, Domingo Sánchez Blanco, Juan Ramon Casaseca Hernández (Café Moderno) y a todos los que colaboraron en el campeonato de poetas pesados: Iria, Chuchi, Elena, Carmen y Sofía, Andrés Sudón (Radio Persona), Eliseo, Casa de las Conchas (María Ramona Domínguez y Carmen Pajares), Raúl Vacas Polo, Pedro Serra, Diego Sequera y al maravilloso escritor Víctor Balcells.

Imprime: Europa Artes Gráficas.

Salamanca. 2007

Nº VI: LA VIOLENCIA, LO SUBLIME Y SU ALTO COSTE MONETARIO

Edita: El Sindicato.

Coordinador:
Jorge Páez.

Maquetación: Mariana Rodríguez Guerrero y David Escanilla.

Corrección: Juan Escourido y Mariana Rodríguez Guerrero.

Imagen de portada: Jesús García.

Operativos: Fabio Rodríguez de la Flor, Antonio Bentivegna, Pablo Sánchez Herrero, Teresa González Barrio, Fernando García Malmierca, Feliñe Piñuela, Emilio Papel, Jessica Rodarte, Andrés Sudón, Víctor Balcells, Héctor Manilla y Pedro Ospina.

Asesoría en situaciones límite: Rodrigo Álvarez Nicieza.


Agradecimientos: Domingo Sánchez Blanco, Salva Guevara, Radio Persona, Trastoque Teatro, Teatro Lunático, Las Azogue Teatro, Máquina Teatro, SPS (Sociedad Psicogeográfica de Salamanca), Colectivo Anoressia, Sebastián Cabero, David de la Mano, Cristina Anta, Pilar Sánchez, Florencia Varela, Óscar Martín, Ramon Casaseca, Ben Clark, Arturo Ledesma, Raúl Vacas, Juan Albarrán, Sofía Elen a Ibarra, Catalina García García-Herreros, El hombre hidrocéfalo y un agradecimiento muy especial a Borja "El Grande".

Imprime: Europa Artes Gráficas.

Salamanca. 2008

Nº VII: PHOTOCHOP IN BLACK

Coordinación: Jorge Páez.

Colaboran en la elaboración de esta edición: David Escanilla, Fernando Gª Malmierca, Pablo Sánchez Herrero, Ben Clark, Fabio Rodríguez de la Flor, David de la Mano, Antonio Bentivegna y Víctor Balcells.

Maquetación y corrección: Mariana Rodríguez Guerrero.

Publicidad: Mariana Rodríguez Guerrero, Teresa González Barrio y Sofía Elena Ibarra.

Diseño de Cubierta e interior de cubierta: David Escanilla.

Agradecimientos:Domingo Sánchez Blanco, Fernando Rodríguez de la Flor, Arturo Ledesma, SPS (Emilio Papel, Antonio Méndez y Angel Luis Guinaldo), Salva Guevara, Guy Martini, Rodrígo Álvarez Nicieza y Andrés Sudón. Y un agradecimiento especial al fotógrafo Victorino García Calderón, ya que la idea original de este número surgió de nuestras conversaciones sbore fotografía y política.

Imprime: Europa Artes Gráficas.

Salamanca. 2009
REVISTA MOMBAÇA 2010
Editor: Jorge Páez.

jorge.elgerentegeneral[arroba]gmail.com


Coordinación web: Ben Clark.

correoclark[arroba]gmail.com

Diseño: David Escanilla.

info[arroba]davidescanilla.com

La Revista Mombaça es una revista de distribución gratuita. Los colaboradores de Mombaça se reservan todos los derechos de reproducción y uso de los contenidos de la Revista. Las opiniones de los colaboradores no tienen por qué coincidir con la de los editores de la Revista.
«Mombaça» fue un capricho fonético.

Jorge Páez


  © Blogger template Noblarum by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP